Tuesday, November 5, 2019

Roma, San Pedro y Dios que llama a la conversión

Durante el mes de octubre tuve la bendición de estar en Roma por mi trabajo. Haber estado en la Ciudad Eterna y haber contemplado muchas veces la imponente Basílica de San Pedro han sido importantes ocasiones de gracia y quisiera compartirles algo de eso.

Cuando uno entra a la plaza por la famosa Vía de la Conciliación ciertamente experimenta una mezcla de sensaciones que lo hacen sentirse bien por ser cristiano y católico.


La Plaza de San Pedro lo recibe a uno como con los brazos abiertos, como esperando desde siempre la llegada, el acercamiento de los hijos de todas partes del mundo que buscan a Dios o una experiencia turística de contemplación de la belleza.

Es curioso también caminar acompañado de lenguas que tal vez uno nunca oyó. A mí me pasó en varias ocasiones. Y ver luego como “guardianes” de la plaza las dos grandes piletas a los lados, el obelisco gigante coronado por una cruz en el centro, y las imágenes de San Pedro y San Pablo ante la Basílica, como custodios de la fe, como apóstoles de la verdad por la que derramaron su sangre y se hicieron mártires de la Iglesia, merecedores de ser acogidos por el Señor en la eternidad.


Después de pasar el control de seguridad se puede ingresar a la Basílica. Lo que se ve en ella es majestuoso, impresionante, fascinante, ciertamente es difícil describir tanta belleza.

Y las experiencias intensas entre la belleza y lo espiritual compiten entre sí para acabar reconfortando el alma, nutriendo ese hambre y esa sed interior que todos llevamos dentro y que solo pueden ser saciados por el Dios infinito que nos ha creado.

En el lado derecho, a la entrada, está la famosa Piedad de Miguel Ángel. No me malentiendan, pero he visto otras esculturas en Roma que me han parecido más bonitas y me han cautivado mucho más, como la imagen de San Pablo en la Basílica Mayor de San Pablo de Extramuros, o la Piedad negra que está en la Basílica de San Andrés de Lavalle o las imágenes de mármol de carrara en Santa María La Mayor.



Después de ver la Piedad, en el mismo lado derecho, está la tumba del gran e inolvidable Papa San Juan Pablo II que quiso ser recordado como el Papa de la familia y al que cariñosamente llamamos Papa peregrino.

Aquí la experiencia es particularmente fuerte. No se permiten fotos en la parte más cercana a la tumba para no interrumpir la oración de los muchos que vamos a encomendarnos a él. 

Aquí la oración es intensa, potente, aquí uno deja el alma rezando por todos los que han pedido una ayuda, por los que ya han partido a la vida eterna, aquí uno reza como si no hubiera mañana, a veces con lágrimas en los ojos y con mucha esperanza.

Si uno sigue caminando se encuentra con distintas esculturas, pinturas, frescos e imágenes, hasta llegar al altar mayor sobre el cual está el monumental baldaquino de Bernini, una construcción gigante de bronce que custodia desde hace siglos lo más importante de nuestra fe: la Eucaristía, cuando allí se celebra Misa.



Hacia el fondo de la Basílica está una imagen de una paloma que representa al Espíritu Santo por donde pasa la luz del sol. A simple vista parece un vitral pero no lo es, está hecho de alabastro, una especie de mármol traslúcido que nuevamente nos llama al cielo, que nos invita a dejarnos acompañar por el Espíritu para acercarnos un poco más al buen Dios que llama siempre a todas las almas para ser felices con Él.

En las grutas, en la parte digamos “subterránea” de la Basílica, me llamó la atención la tumba del Papa San Pablo VI, canonizado por el Papa Francisco en 2018. Pablo VI sufrió un atentado contra su vida en un viaje a Filipinas, fue muy cuestionado por muchos dentro y fuera de la Iglesia por haber escrito la encíclica Humanae vitae, un documento de gran actualidad que defiende la importancia de la regulación natural de la fertilidad y que explica los graves peligros de la anticoncepción y su mentalidad antivida.


Pablo VI fue rechazado por muchos, fue señalado y resistido por ser fiel, por haberse mantenido firme hasta el final. No hay forma de no conmoverse rezando ante la tumba de este Papa santo.

Por ahora les dejo estas reflexiones que espero ayuden a alguno a buscar a Dios que siempre nos espera. Al final, en Roma o donde sea, Él siempre en espera, listo para salir a abrazarnos si de verdad lo buscamos.

Otros posts

LA PRIMERA COMUNIÓN (POR FAVOR, QUE NO SEA LA ÚLTIMA)


Saturday, September 28, 2019

La Ola Celeste no se cansa de decirle sí a la vida y no al aborto

Ola Celeste en Argentina. Foto: Unidad Provida

El Senado dijo sí a la vida y no al aborto, luego que los diputados aprobaran un proyecto que pretendía permitir el aborto hasta la semana 14 de gestación, y hasta los nueve meses de embarazo bajo las causales de violación, riesgo de vida y salud de la madre e inviabilidad fetal. Asimismo prohibía la objeción de conciencia institucional.

Argentina se convirtió así en un referente de la lucha provida, donde el activismo de muchos ciertamente ayudó a derrotar la amenaza del aborto impulsada por las feministas y sus pañuelos verdes.

¿Cómo se logró esa victoria? Dos cosas fueron fundamentales: El activismo a favor de la vida de muchos en las redes sociales expresado con el hashtag #conabortonotevoto, pero sobre todo en las calles, con las manifestaciones multitudinarias a favor del principal derecho de toda persona: el derecho a la vida.

Hace unos pocos días, en Ecuador se logró otra importante victoria cuando la Asamblea Legislativa decidió rechazar una reforma penal con la que los promotores de la muerte de los niños por nacer intentaron aprobar el aborto en distintas causales. Nuevamente fue fundamental el activismo de los provida en el país.

También hace pocos días, el 21 de septiembre, más de medio millón de mexicanos salieron a las calles a marchar por el derecho a la vida, la defensa de la familia y la libertad de conciencia, para hacer frente y protestar ante la imposición de la ideología de género.

México también se hizo así parte de esta Ola Celeste que debe unir a toda América Latina y, por qué no, también al mundo entero.

La cosa es clara: Nos toca defender el derecho a la vida de toda persona, desde la concepción hasta la muerte natural. Nos toca clamar constantemente: ¡Sí a la vida y no al aborto!

Y nos toca hacerlo participando de alguna marcha cerca de donde estemos o en las redes sociales, y también allí donde estemos en el trabajo, el colegio a la universidad. No será sencillo, pero estemos seguros que estaremos haciendo lo correcto.

Nadie tiene derecho a quitarle la vida a otro ser humano, nadie, menos al más inocente de todos es que el niño por nacer.

Otros posts


LA MONSTRUOSA LEY DEL ABORTO DE NUEVA YORK 




Monday, September 9, 2019

Asia Bibi: Estuvo encarcelada 10 años y se mantuvo firme en la fe

En el primer video que ha grabado y en el que solo se le puede escuchar, Asia Bibi, la madre católica que estuvo diez años presa esperando una condena a muerte injusta que gracias a Dios nunca llegó, nos ha dejado un mensaje muy fuerte lleno de valor y esperanza.


¿Fuerte no? Asia Bibi no dudó nunca. La acusaron falsamente de haber blasfemado contra Mahoma en Pakistán, un país mayoritariamente musulmán. La encerraron y la dejaron diez años esperando su ejecución. En el camino los extremistas islámicos mataron a dos de sus defensores.

A Shabbaz Bhatti, católico y ministro de minorías religiosas, lo acribillaron a la salida de su casa. Varios miembros de Al Qaeda lo asesinaron a quemarropa. ¿Su delito? Haberse manifestado públicamente a favor de la libertad de Asia.

A Salman Taseer, gobernador del estado de Punjab, lo mataron por algo similar. ¿Su delito? Cuestionar la ley de blasfemia cuyas penas incluyen la condena a muerte. A él lo mató uno de sus guardaespaldas que era musulmán.

Asia Bibi sabe perfectamente de lo que habla. Y es más clara todavía “Fui una prisionera condenada a muerte. Me acusaron de blasfemia pero se me dio la libertad a través de Jesús y nunca dejé que mi fe se debilitara”.

En nuestros países de habla hispana no se mata a la gente por ser cristiano o proclamarse católico públicamente. Pero ciertamente puede haber persecución, no con la espada, sino con la reputación. Y tenemos que resistir.

En algunos casos nos podrá costar el empleo, como dijo el domingo el sacerdote jesuita a la que Misa que fui; y ese es un tipo de heroísmo al que tenemos que estar dispuestos.

Ojo, no digo que se peleen por alguna diferencia de fe y renuncien de inmediato. Digo que a veces una situación podría llevar a algo así. Y eso Dios lo ve, Dios lo reconoce y lo abraza aunque parezca que nos quedemos solos. “Si Dios está conmigo, ¿quién contra mí?”.

Nos han tocado tiempos difíciles. Y si es así es porque podemos hacerles frente. No perdamos la fe, no perdamos la esperanza. Caminemos siempre con la frente en alto hacia adelante. ¡Cristo ya venció por nosotros!

Otros posts

¿POR QUÉ NOS HA TOCADO VIVIR ESTE TIEMPO?


Sunday, September 1, 2019

El Papa Francisco anuncia 13 nuevos cardenales ¿Por qué esto es importante?


El 1 de septiembre, durante el rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro al que llegó con retraso porque se quedó encerrado en un ascensor durante 25 minutos, el Papa Francisco anunció la creación de 13 nuevos cardenales el próximo domingo 5 de octubre.

Esto resulta importante para la Iglesia porque 10 de ellos, por tener menos de 80 años, podrán participar en un eventual cónclave para elegir al próximo Papa. Los otros tres serán creados cardenales en agradecimiento por su servicio al pueblo de Dios.

De estos 10 nuevos cardenales dos son latinoamericanos: el guatemalteco Álvaro Ramazzini y el cubano Juan de la Caridad García Rodríguez, Arzobispo de La Habana. Con la muerte del Cardenal Jaime Ortega y Alamino el pasado 26 de julio, Cuba había perdido su lugar en el Colegio Cardenalicio, puesto que recupera ahora con Mons. García.

Otros dos de los nuevos cardenales son los españoles Miguel Ángel Ayuso Guixot, Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso en el Vaticano y Cristóbal López Romero, Arzobispo de Rabat en Marruecos, país que el Papa Francisco visitó a finales del mes de marzo de este 2019.

De Europa son Jean-Claude Höllerich, (Luxemburgo), José Tolentino Mendoça, portugués que sirve como Bibliotecario de la Santa Iglesia Romana, el italiano Matteo Zuppi, y el sacerdote jesuita Michael Czerny (checo-canadiense), Subsecretario de la Sección Migrantes del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral en el Vaticano.

El P. Czerny es el único de los nuevos cardenales que no es obispo. Y sí, el Papa puede crear cardenal a un sacerdote que no es obispo porque las normas de la Iglesia lo permiten. De hecho ya existe uno así, el Cardenal Ernest Simoni, creado también por el Papa Francisco en 2016.

Los otros dos nuevos cardenales que serán creados en octubre y que podrán participar en un eventual cónclave para elegir al sucesor del Papa Francisco cuando este fallezca o renuncie (si decide hacerlo como lo hizo Benedicto XVI en 2013) son el africano Fridolin Ambongo Besungu, de la República Democrática Del Congo; y el indonesio Ignatius Suharyo Hardjoatmodjo, Arzobispo de Jakarta.

Los tres nuevos cardenales que no podrán participar en un eventual cónclave, por ser mayores de 80 años, son Michael Louis Fitzgerald, (inglés que sirvió en Túnez y Egipto, África; y en el Vaticano); Sigitas Tamkevicius (Lituania); y Eugenio dal Corso (Angola).

El Papa elige libremente quiénes serán los próximos cardenales. En efecto, el Código de Derecho Canónico señala en el canon 351 que “para ser promovidos a Cardenales, el Romano Pontífice elige libremente entre aquellos varones que hayan recibido al menos el presbiterado y que destaquen notablemente por su doctrina, costumbres, piedad y prudencia en la gestión de asuntos”.

¿Y qué hacen los cardenales? De manera breve se puede decir que ayudan estrechamente al Papa en el gobierno y el servicio a la Iglesia, es decir, de todos los bautizados.

El canon 353 establece que “los Cardenales ayudan todos ellos colegialmente al Pastor supremo de la Iglesia, sobre todo en los Consistorios, en los que se reúnen por mandato del Romano Pontífice y bajo su presidencia”.

Un consistorio es una reunión de cardenales como la que habrá el 5 de octubre, presidida por el Pontífice. Otro dato importante es que el Papa “crea” cardenales. No los nombra ni los designa. El verbo preciso para la acción que realiza el Santo Padre para darle nuevos cardenales a la Iglesia es “crear”.

Oremos por los 13 nuevos cardenales que tendrá la Iglesia desde el 5 de octubre, para que todos sean fieles servidores del Evangelio de Cristo.

Otros posts

EL DIABLO SÍ EXISTE, AUNQUE EL SUPERIOR JESUITA LO NIEGUE


Sunday, August 25, 2019

El diablo sí existe, aunque el superior jesuita lo niegue

El diablo sí existe. El diablo, demonio, lucifer, satanás, satán, belcebú –elige el nombre que quieras, querido lector– existe y actúa en la vida del hombre buscando condenarlo para toda la eternidad.

No es un ser con cuernos y cola, de hecho no tiene cuerpo porque es un ser espiritual. Sin embargo su existencia es innegable y es parte de lo que creemos los que somos católicos.

No lo digo yo. El Catecismo de la Iglesia Católica lo señala claramente en el numeral 391 en el que dice que es “un ángel caído” aunque “primero fue un ángel bueno, creado por Dios”. Sin embargo el numeral 395 indica que “el poder de Satán no es infinito. No es más que una criatura, poderosa por el hecho de ser espíritu puro, pero siempre criatura: no puede impedir la edificación del Reino de Dios”.

La Biblia también se refiere al diablo o demonio en muchas ocasiones. Así como lo dicen los padres de la Iglesia y los grandes santos; varios de los cuales lo sufrieron de manera “tangible” como el Cura de Ars que era acosado por él. Su existencia también la afirma hasta el cansancio nuestro querido Papa Francisco, que también es sacerdote jesuita.

Sorprende entonces y simplemente no se entiende que el Superior General de los Jesuitas, el sacerdote venezolano Arturo Sosa Abascal, haya vuelto a negar la existencia del diablo. Lo hizo el 21 de agosto en un evento en Italia en el que señaló que “el diablo existe como una realidad simbólica” y “no como una realidad personal”.

Ya lo había hecho en el año 2017 cuando declaró al diario español El Mundo que “hemos hecho figuras simbólicas, como el diablo, para expresar el mal”.

Francamente no sé por qué lo dice, pero ciertamente está en un error. Y nuevamente, no lo digo yo. Se lo ha dicho con claridad la Asociación Internacional de Exorcistas, institución que fundó y alentó el gran exorcista Gabriele Amorth, fallecido en 2016.

La Asociación señala que las últimas afirmaciones del P. Sosa son “graves” y “desorientadas” ya que “la existencia real del diablo, cual sujeto personal que piensa y actúa y que hizo la elección de rebelarse a Dios, es una verdad de fe que forma parte desde siempre de la doctrina cristiana”.

El P. Amorth, que realizó miles de exorcismos durante su vida, dijo en una entrevista con TV2000 que se difundió luego de su fallecimiento, que “el diablo existe, es el enemigo número uno de Dios. Dios quiere llevar a todos al paraíso y el diablo quiere llevar a todos al infierno”.

En esa entrevista el P. Amorth también expresó su deseo de que la frase “‘Con Cristo o con Satanás’, sin posibilidad de términos medios, quede impresa en cuantos han tenido la paciencia de escucharme”.

Creo que sería bueno que alguien le haga llegar este video al P. Sosa o a cualquiera que niegue o dude de la existencia del diablo. Ciertamente les haría mucho bien.

Otros posts

LA PRIMERA COMUNIÓN (POR FAVOR, QUE NO SEA LA ÚLTIMA)