Tuesday, March 31, 2020

Dios no nos abandona ante el coronavirus


La cuarentena por el coronavirus comenzó en Perú el lunes 16 de marzo. Los dos primeros días la que salió a comprar fue mi esposa porque ando medio cojo. Sigo medio cojo a causa de un desgarro, pero el que sale ahora a hacer las compras de lo que hace falta en casa soy yo.

Es curioso ver poca gente o no ver gente en las calles. No pasan carros, se oye más nítidos los ruidos de la naturaleza, los de los árboles. Extraño un poco la bulla del colegio que está justo frente al edificio donde vivo.

Ya no está el frutero, tampoco el verdulero. Hace días que no veo al panadero de todas las mañanas. En su lugar ha aparecido constante uno que a veces veía por las tardes.

En las tiendas a veces faltan cosas pero las básicas no. Gracias a Dios todas las del barrio reciben tarjeta de crédito porque tenemos muy poco efectivo y los cajeros automáticos no tienen dinero.

A las 8 en la noche, la gente sale muy puntual a aplaudir, a gritar, a dar vivas por el Perú. Creo que todos salen un rato a la ventana a respirar, a desfogarse, a mirar esa calle que por estos días y a causa del coronavirus está prohibida.

Y esta cuarentena por este bendito (¿maldito?) coronavirus ha coincidido con la Cuaresma. Y en mi caso con el desgarro de los músculos de la pantorrilla derecha. Y por el cierre de todos los servicios no imprescindibles solo pude ir a una de las sesiones de terapia. Me quedan nueve y con suerte iré cuando estos días de encierro o cuarentena terminen.

Puedo decir, con toda honestidad, que no ha sido muy complicado estar en casa. Lo difícil es ponerse creativos para que los niños, especialmente el menor, nos permitan hacer el trabajo que sí tenemos y que no ha parado. La labor diaria en mi caso se mantiene y prosigue como siempre.

Lo difícil es también no poder ir a Misa. No poder confesarme ni comulgar. Lo extraño y lo necesito, pero confío en el buen Señor que nos tiene también en cuarentena de sacramentos.

Creo que ha querido darnos este tiempo de “ausencia” sacramental para valorar más los tesoros que tenemos en la Iglesia Católica.

Hoy me tocó hacer una nota sobre una religiosa que decía que el cierre de las iglesias es una ocasión para meditar sobre qué cosa es realmente la Iglesia, para volver a nuestras raíces, para enamorarnos un poco más de Dios, de ese Dios que nos ama hasta darlo todo, nos cuida y NUNCA nos abandona.

No lo dudemos ni un minuto.

Cada cual tiene sus propios desafíos, angustias y problemas. Confiemos en nuestro buen Dios y busquémoslo un poco más, en familia, para que en esta Semana Santa nos ayude a convertirnos un poco más, nos ayude a vivir la solidaridad con el que menos tiene, nos ayude finalmente a ser lo que tenemos que ser para que se haga concreta la “revolución” del amor para hacerle frente a todos los males del mundo.

Estemos juntos y en familia, sigamos con atención las celebraciones por televisión o Internet. Dispongámonos adecuadamente para cada una, como si estuviéramos en la iglesia a la que solemos ir.

Y si no solemos ir a la iglesia, pues igual sigamos las celebraciones que sin duda nos harán mucho bien.

Yo puedo, tú puedes, todos podemos. ¡Un abrazo y adelante!

Otros posts

EL PAPA FRANCISCO, EL VATICANO Y EL CORONAVIRUS


Friday, February 28, 2020

El Papa Francisco, el Vaticano y el coronavirus


Desde el inicio de la epidemia del coronavirus, el Papa Francisco ha estado muy atento al desarrollo de la crisis.

“Deseo permanecer cercano y rezar por las personas enfermas por el virus que se ha difundido por China. El Señor acoja a los difuntos en su paz, consuele a las familias y sostenga el gran esfuerzo de la comunidad china, que ya trabaja para combatir la epidemia”, dijo el Santo Padre durante el rezo del Ángelus el domingo 26 de enero en la Plaza de San Pedro en el Vaticano. Por esos días los fallecidos a causa del coronavirus llegaban a poco más de 50.

Algunos días después, en la audiencia general del miércoles 12 de febrero, al día siguiente de la Jornada Mundial del Enfermo que se celebró en la fiesta de la Virgen de Lourdes, el Papa elevó su oración por “nuestros hermanos chinos que sufren de esta cruel enfermedad”. “Que encuentren el camino hacia la recuperación lo antes posible”, agregó.

En la audiencia general del 26 de febrero, el Papa Francisco reiteró su cercanía “a los enfermos del coronavirus y a los trabajadores sanitarios que los curan, así como también a las autoridades civiles y a quienes están trabajando para asistir a los pacientes y detener el contagio".

Además, un día antes, el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, informó que el Vaticano decidió cancelar algunos eventos en lugares cerrados como medida de precaución ante la propagación del coronavirus en Italia, donde algunas diócesis como Venecia, Milán y Turín decidieron suspender todas las misas para evitar el avance del coronavirus ante la aparición de más de 200 casos en el norte del país.

Asimismo y a inicios de febrero, el Vaticano envió cientos de miles de mascarillas a China para ayudar en la lucha contra la enfermedad.

Según las últimas cifras, el coronavirus ha cobrado la vida de unas 2800 personas en China y hay más de 83 mil infectadas en todo el mundo. Fuera de China se calcula hay unos 4500 infectados que están en países como Japón, Corea del Sur, Filipinas, Irán e Italia. En este último y según cifras oficiales se han dado 650 contagios, 17 muertes. También se registra que 45 pacientes han sido curados.

En medio de esta crisis, el Vaticano informó el 27 de febrero que el Papa Francisco no asistió a una liturgia con los sacerdotes en la Basílica papal de San Juan de Letrán en Roma debido a una “leve indisposición”, que algunos atribuyen a una gripe o resfrío, y otros pocos y de manera innecesariamente alarmista, al coronavirus.

“Esta mañana el Santo Padre no asistió a Letrán para la liturgia penitencial con el clero romano. Debido a una leve indisposición ha preferido quedarse en los ambientes cercanos a Santa Marta y su agenda prosigue regularmente”, dijo Matteo Bruni en una comunicación a los periodistas.

Lo cierto es que el Vaticano no ha confirmado ni descartado que lo que tiene el Papa es gripe o resfrío, mucho menos coronavirus.

Este viernes 28, Bruni dijo a la prensa que “el Santo Padre ha celebrado Misa esta mañana y al final, como de costumbre, ha saludado a los participantes pero ha preferido postergar las audiencias oficiales de hoy. Sin embargo los encuentros en la agenda en Santa Marta prosiguen regularmente”.

Lo dicho por Bruni quiere decir que si bien el Papa mantiene la leve indisposición, no ha dejado de celebrar Misa en la capilla de la Casa Santa Marta donde reside y mantiene la agenda que habitualmente sigue en este lugar del Vaticano.

¿Y nosotros qué podemos hacer? Rezar por el Papa y por su salud, y seguir las indicaciones que, para evitar el contagio, las autoridades civiles y eclesiales han dispuesto.

Aprovechemos también para rezar por el Papa Emérito Benedicto XVI que hoy hace ocho años dejó vacante la Sede de Pedro y que, unos días después, sería asumida por el querido Francisco.

Otros posts

LA LUCHA CONTRA LA ENFERMEDAD Y EL DOLOR



Monday, February 24, 2020

Una declaración de amor


Con mi esposa hemos cumplido 12 años de casados: benditos, hermosos, plenos, desafiantes. En este tiempo ha habido de todo.

¿Cómo no darle gracias a Dios porque una mujer tan buena aceptó ser mi esposa cuando entendimos que Él nos llamaba a unirnos para siempre y –con todos sus desafíos y complicaciones– lo dejó todo para iniciar una vida conmigo?

¿Cómo no agradecerle a Dios de rodillas por haberte inculcado en el corazón el fuego de su amor, la dulzura de su trato, la pasión por las cosas buenas de la vida y sobre todo la fe, esa que la guía como esposa y como madre, esa que brilla cotidianamente en el hogar?

¿Cómo no dar gracias de rodillas ante el Santísimo por una persona tan especial, por alguien que me dijo sí para siempre?

¿Cómo no vivir agradecido al Señor por haberme dado a la mujer más importante de mi vida, a la que ríe y llora conmigo, a la que sufre y se alegra con este pobre, cada mañana y cada noche, cada día en la brega cotidiana?

¿Cómo no darle gracias a Dios porque tú esposa mía me amas, me soportas, me perdonas, me acompañas, no miraste atrás cuando decidiste apostarlo todo por mí, porque me exiges aunque a veces no me guste, porque estás a mi lado, incluso cuando (sin querer) te he tratado mal o te he herido?

¿Cómo no amarte? Yo te amo y soy feliz porque me amas. Y esta no es una simple declaración de amor. No.

Yo quiero gritarle a todos que sí es posible un matrimonio católico con todas las de la ley. Que todos sepan que, en medio de un mundo erotizado, en medio de la vorágine de la gente que se usa y se desecha, en medio de una sociedad que “ya no cree” en el amor y que ha endiosado y manoseado el sexo, la entrega para siempre es posible.

No, no creo que seamos “un modelo a seguir”, pero sí creo que intentamos ser testimonio de que es posible una unión indisoluble, de que el bien sí vence el mal, que es posible amar en medio del odio, del conflicto, del caos y los enfrentamientos.

Sí es posible vivir el matrimonio cristiano.

Ese al que tantos se comprometen y que, lamentablemente, en algunos casos termina roto y genera después gran dolor y sufrimiento.

Quiero recordarles hoy a todos que es posible ser fiel, es necesario ser fiel, es sumamente importante ser fiel.

Y a los amigos a los que el matrimonio “se les acabó”, les pido que por favor no pierdan la esperanza. No se alejen de Dios, no se alejen de la Iglesia. Como dijo el Papa Francisco, solo es posible llegar a Jesús a través de Ella.

No se olviden que Dios los espera siempre con su cariño, con su calor, con su misericordia y su gran perdón. Búsquenlo, vayan con Él, acérquense a un buen sacerdote que los ayude a restaurar lo roto, a recuperar lo perdido. Que los ayude en el imprescindible camino de reconciliación que todos necesitamos recorrer.

A los amigos que aún no se casan y están prontos a hacerlo, a los novios y a los enamorados: centren su amor en el Señor. Fórmense, estudien, recen mucho.

No es fácil vivir el matrimonio cristiano. Exige lucha, coraje, un espíritu firme y decidido a todo por el bien. Exige la entrega generosa y, ante el pecado, exige levantarse de inmediato para seguir luchando.

¡Mucho ánimo y mucha ilusión!

Termino diciendo que solo quería recordar que el amor verdadero es posible. Gracias a Dios, a la Virgen y a mi esposa, la gracia más grande y hermosa que el Señor me ha dado en esta vida. Gracias también por nuestros hermosos hijos: sal y luz de la vida diaria.

Otros posts

HISTORIA DE UN MATRIMONIO




Thursday, February 20, 2020

¿A Solsiret la mató una feminista? El silencio de los grandes medios


Solsiret Rodríguez Aybar era una joven madre de dos pequeños, estudiante de sociología y, según diversos medios que siguen el trágico caso, activista feminista en Perú.

El diario de izquierda La República publicó este jueves un artículo en el que se informa que Andrea Aguirre Concha, asesina confesa de la joven, la mató y junto con su pareja, Kevin Villanueva, descuartizaron el cuerpo de la joven desaparecida en 2016.

Kevin Villanueva es hermano gemelo de Brian Villanueva, la pareja de Solsiret.

“Según contó Rosario Aybar, la madre de Solsiret Rodríguez, la asesina confesa le ha dicho a la Policía que la muerte de Solsiret se produjo cuando cayó desde el cuarto piso en medio de una discusión con ella y Kevin Villanueva. La estrategia de los responsables sería decir que todo fue accidental”, precisa La República.

Lo que La República y casi todos los medios seculares parecen callar es que Andrea Aguirre Concha sería activista de un colectivo feminista que se congregó con otros más en un plantón ayer ante una sede de la policía en el centro de Lima.

En el plantón nadie parece haber recordado la filiación de Aguirre Concha o al menos parecen haber callado. Solo disturbios y el clásico estribillo del “violador eres tú”.

Los grandes medios se refieren a Aguirre Concha como “la pareja del cuñado”, como si quisieran “ocultar” el hecho de que es mujer y, tal vez, de que sería feminista.


“Andrea Aguirre no era feminista, pero si lo hubiera sido, porque para serlo no se necesitan cartones, solo sentirlo e intentar cambiar la forma en que has llevado tu vida, tampoco quita nada a un movimiento que intenta transformar el mundo desde la raíz y que lo está logrando, porque una excepción no hace la regla”, escribe Ferrari, activista feminista que en 2017 fue denunciada por agresión por dos de sus exparejas, como señala otro sitio de izquierda, Utero.pe.

Además y como para terminar de redondear la cosa con las mujeres que de alguna manera se han visto involucradas en este caso, la Oficina Desconcentrada de Control Interno del Callao abrió una “investigación preliminar por las presuntas inconductas funcionales en la investigación de la desaparición” de Solsiret.

Según señala RPP Noticias, la investigación se abrió contra “Lucila Aliaga Gamarra y María Quicaño Bautista, por su actuación como fiscales provinciales de la Quinta Fiscalía Provincial Penal Corporativa del Callao, por presuntas inconductas funcionales en la investigación de la desaparición de Solsiret Rodríguez”.

Esta mañana, en el programa de noticias de América Televisión (puedes verlo desde el minuto 17), la abogada de la familia de Solsiret, Ivonne Macassi, dijo que “había un permanente cuestionamiento a las actividades realizadas por Solsiret. La madre de Solsiret señalaba que había un cuestionamiento al modo de vida de Solsiret. ¿Cuál es ese modo de vida? Era estudiante, estudiaba en una universidad pública sociología, tenía sus niños por los cuales velaba también, era activista por los derechos de las mujeres”.

“Entonces frente a lo que ellas consideraban, estas personas, lo que debía o no ser una mujer, a la edad que ella tiene, obviamente no entraba dentro de los cánones de lo que ella debía ser. Entonces era permanentemente hostilizada por ellas”, agregó la abogada.

¿Quiénes son ellas además de Andrea Concha Aguirre? No lo sabemos con precisión porque la abogada no lo dijo en la entrevista y los periodistas tampoco le preguntaron. Lo que es claro es que ellas, las mujeres a las que se refiere la jurista, no veían bien que Solsiret fuera madre, estudiante y activista por los derechos de las mujeres.

¿Les suena conocido? ¿Suena a feministas?

Otros posts

LA AMENAZA DEL FEMINISMO RADICAL: CÓMO HACERLE FRENTE


Monday, February 17, 2020

Querida Amazonia: El Papa Francisco y el celibato


Papa Francisco: Foto:
Gabriel Andrés Trujillo Escobedo (CC BY-SA 2.0)
Quiero compartirles algunas reflexiones sobre la exhortación apostólica del Papa Francisco titulada “Querida Amazonia”, en la que el Santo Padre ofrece su profunda mirada sobre la misión de la Iglesia en esta parte del mundo, luego del Sínodo de Obispos realizado en Roma en octubre de 2019, un evento que pude cubrir de principio a fin, incluso desde algunos días antes del mismo.

Creo que es importante recordar algunos datos o hitos del evento que reunió a obispos de nueve países amazónicos, representantes del Vaticano, así como prelados y expertos de otras partes del mundo y, por supuesto, el Papa.

Las reflexiones de los obispos se tradujeron en un texto o documento final donde se hizo algunas propuestas al Pontífice. Probablemente las más controvertidas y las que coparon el interés de la prensa y los fieles católicos de todo el mundo fueron estos tres: la posibilidad de ordenar hombres casados (viri probati u hombres de probada virtud) como sacerdotes, la posibilidad de tener diaconisas en la Iglesia y la creación de un rito amazónico.

El apoyo de los obispos a estos tres temas fue grande, pero también fueron las propuestas que más votos en contra tuvieron. Aquí les ofrezco las cifras: en el caso de los sacerdotes casados hubo 128 votos a favor con 41 en contra, el estudio de las diaconisas tuvo 137 votos a favor y 30 en contra; mientras que la creación de un rito amazónico tuvo 140 votos a favor y 29 en contra.

Más de uno, especialmente los que son considerados de la “izquierda” eclesial (uso el término para intentar explicar mejor el tema, aunque las categorías de la Iglesia no son políticas) esperaban que el Papa aprobara estos temas. ¿Y qué pasó? Nada.

El Papa escribió una exhortación muy bonita, muy clara, en la que comparte sus sueños para la Amazonía y en donde ni siquiera menciona alguno de los tres temas, aunque presentó oficialmente y pidió que se lea, el documento final que los obispos le presentaron.

Sin embargo y con mucha claridad, dos cardenales: Baldisseri, que el Secretario del Sínodo de los Obispos; y Czerny; ambos importantes hombres en el Vaticano; y el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, hicieron una muy clara precisión: el documento final de los obispos NO es magisterio mientras que la exhortación apostólica o documento del Papa Francisco SÍ lo es.

En su exhortación, el Santo Padre no menciona los temas controvertidos sugeridos por la mayoría de obispos del Sínodo pero parece referirse a ellos indirectamente cuando recuerda la importancia del celibato, que los sacerdotes varones son los únicos que celebran Misa y los obispos deben renovar su pastoral vocacional en la Amazonia para que haya más presbíteros; y cuando advierte que la mujer no se puede “clericalizar”, sino que su aporte debe darse recordando que sin ella “se derrumba” la Iglesia.

Al respecto de estos temas y los demás de la exhortación, este lunes 17 de febrero ACI Prensa publicó un excelente artículo sobre “Querida Amazonia”, escrito por el Cardenal Jorge Urosa Savino, un sabio hombre que la Iglesia de Venezuela le dio al mundo y que  tiene un análisis muy interesante y agudo de las reflexiones de octubre y, ahora, de la exhortación del Papa Francisco.

El Cardenal Urosa escribe, por ejemplo, que el reto más importante de la Iglesia en la Amazonía es “evangelizar e inculturizar el Evangelio y la Iglesia en esos pueblos, respetando sus culturas” y hace la siguiente pregunta:

 “¿Por qué, en otras épocas la evangelización de América Latina transformó y convirtió a pueblos enteros, y produjo vocaciones en los pueblos indígenas y no ahora? Es una pregunta que con humildad y valentía debemos plantearnos los obispos de las Iglesias particulares amazónicas”.

El Cardenal también explica que el Papa Francisco reconoce en el texto que “ordenar sacerdotes a buenos hombres casados no es necesario. Hay otros caminos”.

El Arzobispo expresa su sorpresa por ver “algunos obispos y sacerdotes que opinan que la discusión y propuesta de los sacerdotes casados y las diaconisas, siguen en pie; que el silencio del Papa deja el asunto abierto. Es decir, no importa lo que haya dicho el Papa, ni que haya expresamente omitido acoger esas propuestas del Sínodo”.

“Esa es una actitud extraña, y poco prudente. Se plantea así mantener sobre la vida sacerdotal del clero diocesano una incertidumbre, inseguridad y controversia nociva, inclusive en regiones muy distantes de la Amazonia y sin la razón de la carencia de vocaciones”, advirtió.

El Cardenal Urosa tiene las cosas claras y ciertamente está en consonancia con el Santo Padre: el celibato se mantiene en la Iglesia, no hay diaconisas ni rito amazónico y, si hace falta sacerdotes en la Amazonia, los obispos tienen que mejorar su pastoral vocacional para que el Señor envíe más obreros a su mies.

El reto no es fácil pero allí está, y se necesita que los obispos y los laicos involucrados estén a la altura.

Otros posts

LA “CONTROVERSIA” DEL LIBRO DE BENEDICTO XVI Y EL CARDENAL SARAH SOBRE EL CELIBATO